La manera más rápida de embarcar en un avión

| jueves, 1 septiembre 2011

Ayer se publicaba este vídeo en el que, supuestamente, se muestra la forma más rápida de embarcar en un avión. Según cuentan, lo mejor es que embarque primero la gente de uno de los lados del pasillo y después toda la gente del otro lado.

A lo largo de los años he visto de todo, desde companías aéreas que insisten en embarcar primero unas filas y luego otras, a las que piden embarcar primero la gente de las ventanas, pasando por las que lo hacen todo sin orden.

Personalmente soy de los que se pone el primero en la cola de embarque, con todo preparado para sentarme en segundos. Y muchos otros viajeros frecuentes hacen lo mismo: tienen el libro en la mano, la maleta lista para subirla donde el equipaje, el jersey en la otra mano.

Por eso no estoy de acuerdo en intentar gestionar la entrada de los pasajeros. Primero la gente con niños y gente con poca movilidad me parece perfecto, pero el resto del pasaje, que entre como quiera. Los cachazas de siempre seguirán llegando tarde y haciendo lo que les apetece, el resto que se organice sobre la marcha. Lo de embarcar primero unas filas o un tipo de asientos puede que nos haga ganar unos segundos, pero son segundos a costa de enfadar a la gente y de hacerles esperar en otro sitio. El problema no se resuelve, sólo cambia de lugar.

Etiquetas: ,

Categoría: volar

Comentarios (2)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. Qandeal dice:

    Siempre me he preguntado el porque querer embarcar lo mas rapido posible, no le veo sentido, de todas formas una vez embarcado siempre se esta 15/20 minutos en arrancar. Por otra parte cuando yo era viajero frecuente era enemigo de las colas, y siempre me quedaba sentado esperando que se aclara la dichosa cola, de todas formas tenia mi asiendo asignado y por tanto no veo la necesidad de ponerse el primero, ahora que ya no soy viajero frecuente, cuando viajo, igualmente me espero de los ultimos, como digo soy enemigo de las colas.

  2. Pedro Campillo dice:

    El embarque más rápido es el de las compañias de Low Cost, sin asignar asiento, corres para llegar al asiento.
    Si nos dejan montamos antes de que se baje los que acaban de llegar.