Que firme tu gato

| miércoles, 18 febrero 2009

¿ Estás harto de tener que firmar largos EULAS (esos contratos que vienen en los paquetes de software y en los sitios web) aceptando condiciones imposibles e incluso abusivas en muchos casos ?

No las firmes, que las firme tu gato. En la mayoría de los casos, los firmas simplemente pulsando una tecla que dice “acepto”. Tecla que bien puede presionar tu gato en vez de hacerlo tú personalmente, con lo que sería el gato el que está de acuerdo con las condiciones allí expuestas.

Así, en caso de disputa, puedes explicar cómo el que ha firmado ha sido el gato. Y como el gato no tiene capacidad legal ninguna, el acuerdo (abusivo, repito, en la mayoría de los casos) no sería válido ni vinculante. Esta es al manos la sugerencia que hacen en Boingboing, que me parece genial.

Recuerda. la próxima vez que arranques una actualización de windows que te obliga a aceptar unas condiciones de varias páginas, ten un gato a mano.

Categoría: animales, programa, tortura

Los comentarios están cerrados.