0,017682 euros el minuto, para que se entienda; o de cómo en el aeropuerto de Bilbao lo importante es no ser claro

| martes, 6 abril 2010

En el aeropuerto de Bilbao me encontré este cartel, con esas tarifas de aparcamiento tan claras. Típicos precios sacados de un manual de funcionario, de alguien para el que el marketing no tiene valor, y donde el cliente no importa.

¿ Cómo se puede ser tan ….. como para poner estos precios ? ¿ Hay alguien capaz de calcular cuanto cuesta aparcar el coche durante hora y media sin recurrir a una hoja de cálculo ?

Enhorabuena, Señores, enhorabuena. Supongo que se habrán quedado a gusto, con la satisfacción del trabajo bien hecho.

Categoría: opinion, tortura

Comentarios (7)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. Frank Blanco dice:

    Bueno en Sevilla pasa tres cuartos de lo mismo, lo que presumen en los carteles publicitarios del aeropuerto es que 15 min. son sólo 25 cent, si no, tendrás al poli local poniendote la multita de turno de 100 euretes…

    Es asi, que le vamos hacer! Por dar por saco que no quede!

  2. jonivng dice:

    Además es curioso que el segundo tramo es más caro que el primero.
    Dentro de la tonteria general del cartel …

  3. PedroA dice:

    Que manera de complicar las cossas, además como dice jonivng no tiene sentido que el segundo tramo sea más caro, lo lógico (pienso yo) es que cuanto más tiempo más barato.

  4. Pepe dice:

    Ciertamente, tendrían que adaptar el cartel para los que no sabéis multiplicar…

  5. Javier dice:

    Que dramático. Comparto la idea de que esos precios con 6 dígitos significativos después del punto deberían escribirse de manera más amigable. Pero no se hasta dónde la gente se ha vuelto realmente perezosa para hacer una simple suma.

    ¿No es un poco exagerado eso de la “hoja de cálculo”? ¡Es una simple suma! Todos cargamos una calculadora en el teléfono móvil.

    ¡Es una suma por Dios! No hay ambigüedad, y por tal motivo no me parece confuso. Es al simple pereza mental de la gente.

  6. hombrelobo dice:

    Claro, no es para tanto … si sirve a un propósito. Pero tú dime … ¿ por qué esos precios ? ¿ se te ocurre alguna razón lógica aparte de la vagancia de alguien que aplica una regla ?

    Y ya puestos, si es lo mismo, imagínate que eres un Japonés que llega a España y le ponen esos precios. A la dificultad del cambio le añades la del idioma (no estaban en inglés ni en francés) y las tarifas ridículas.

    Vamos, que el hacer las cosas mal causa muchos inconvenientes a mucha gente. ¿ Y para qué ? Para nada ….