Las prisiones en Estados Unidos

| Domingo, 10 diciembre 2006

Terrorífico documental sobre las prisiones en Estados Unidos. Se oye mucho sobre el tema, y todo malo: torturas, vejaciones, drogas ….. ¿ Cómo es eso de que “cuando el rio suena ….” ?

¿ Qué ha pasado con el país de la libertad ?

Categoría: peliculas

Comentarios (5)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. maria elena dice:

    me gustaria saber sobre los tratos que les dan alos mexicanos en las carceles americanas y se puede ver los presos que tienen en la pricion???

  2. jaqui soto dice:

    quiero saber como tratan a los acusados de L&L with child under 14 en la cárcel de estados unidos (california) ,también sí son ilegales?

  3. JORGE POLANCO NOVOA dice:

    : Ilusiones de Libertad Perú (hosrh44@hotmail.com

    La literatura siempre ha sido un instrumento de cambio, mediante el cual, al denunciar las falencias del orden establecido que debe mejorar, propone alternativas dentro de la sociedad misma, o en todo caso, señala los errores que no debemos volver a cometer en nuestro proceso histórico como hombres, como humanos.

    50,000 presos en todo el Perú acaso nos habla que algo está fallando en nuestra sociedad; que nuestras políticas de prevención contra del delito son nulas, o que la pobreza halla carne fácil en aquellos que se dejan llevar con facilidad por el discurso de la calle, donde la violencia y las drogas, terminan por hundir a nuestras juventudes en algo más atroz: la prisión.

    Y otra es la realidad vivida allí, en la que en vez de readapatarlos para ser mejores hombres, se convierten en parte del olvido de una realidad a la cual no queremos encarar, abordar y solucionar.

    En un medio en el que la corrupción impera y no tenemos paladines fuertes, que sepan testimoniar sobre nuestra lucha contra las drogas y la delincuencia, encontramos a los presos atrapados por las drogas dentro de los mismos penales, experimentando crueles vivencias , donde hacinados en reducidas celdas, durmiendo en colchones delgados y podridos, tapando sus rejas con papel periódico para no morir con tuberculosis; pelean otra batalla: la de la autoestima, la de saberse dignos, la de esperar a que el estado les de una nueva oportunidad para reivindicarse, y demostrar que pueden ser aquellas personas que el sistema espera. Pero el destino de los que están presos carece de esperanza. Cuántas veces he visto a hombres angustiados por la carencia de las drogas que consumían dentro de sus penales, tratar de encontrar un trabajo honesto donde pudiesen conocer el respeto de las honorables personas, aquellas dignas personas, que condenan, juzgan sin saber que todos somos humanos, y tras la enmendación de nuestros errores, la libertad alcanzada luego de un proceso penal largo no lo es todo, que el compromiso es de todos, que una vez en la calle, el preso, alterado totalmente en su psicología, se preguntará qué haré ahora, si todo lo que aprendí adentro, me adiestró para delinquir con más astucia.

    Nos hemos olvidado señores del lado oscuro de una sociedad que no queremos ver. Pero existen, son reales como ustedes y como yo. Y la realidad nos dice que si bien el trabajo es escaso para todos, más lo será para aquellos que al ser libres, retornarán a las calles, sin saber para qué les servirá su readaptación, si llevan dentro de sí mismos el estigma de la condena, una muy baja autoestima, y ninguna posibilidad de trabajo, pues para ellos, la esperanza no existe, y la puerta del delito está siempre abierta, en cualquier esquina de la ciudad, para recordarles lo que son: carne de cañón.

    Queda entonces como responsabilidad del estado ,saber qué libertad brindar a aquellos que se equivocaron alguna vez en sus vidas, y qué futuro ha de brindárseles no sólo a ellos, sino a nuestras juventudes, que tarde o temprano sabrán de la violencia de las calles, las drogas, y un desamparo que los conducirá a una soledad mayor, dentro del mundo.

  4. alex dice:

    aca los tratan de lo peor, seas mexicano, seasn de donde seas te crminiliza, incluso hasta beber demas, y te ponen es las celdas con criminales de verdad es horrible.

  5. alex dice:

    Un dia bebi y sali de al comlejo de mi edificio en shorts, a alguien aca en miami le parecio tan mal que me llamaron pilicia. yo me dispuse a salir comprar mas cervezas fuera del complejo y me detuvieron como 5 patrullas como si yo fuera delincuente, no entendia nada. y me dijeron que yo habia violado los estautos del edificio, me trataron mal fuera de mi casa donde yo pago 1200 dollares con mis mascotas adentro. yo me queria morir. solo pateaba y gritaba de impotencia, el policia cubano me llevo a un luugar y me pego me dejo desfigurado. no entendi quien era mas criminal yo o el policia?

Bilbao Christmas Market en el Hotel Ercilla